sábado, 31 de julio de 2010

probando texto

Un mes sin escribir, de hecho este blog tiene una inconstante existencia y aún así sigue berreando de ves en cuando. Pero ahora sí hasta aquí llego, ya no lo dejare en ese jocoso estado zombie en el que lo mantenía, es hora de aplicarle la eutanasia a mi amigo y dejarlo descansar en paz.
No he consultado el cierre del blog con el Aníbal (el inbañable escritor) pero pues se la pela, bueno de hecho no lo cerrare, quedara colgado todo lo que en él se posteó simplemente ya no se escribirá nada más en él.
Esto no quiere decir que me aleje de los blogs, igual y en unos años abro otro, quién sabe.
Pero la persona que soy (o en la que me estoy convirtiendo) ya no comulga mucho con este blog, así que a la verga.
Un agradecimiento a todas las personas que desperdiciaron valiosos minutos de su vida en leer los textos y/o pendejadas que aquí se publicaron y más agradecimiento para aquellos que se tomaron la molestia de comentar.
Adiós…. Cuentos Enredados, nunca me diste alguna gran satisfacción, tampoco me dañaste, pero si fuiste una gran forma de soltar mi pensamiento de una forma diferente.

En fin, nos estamos leyendo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario